Jueves 25 de Febrero de 2021

POLITICA

26 de enero de 2021

El Presidente inicia una visita de Estado de dos días a Chile para reforzar la relación bilateral

Será el tercero que realiza a un país vecino, luego de las visitas en noviembre a Uruguay y a Bolivia.

 

 

El presidente Alberto Fernández iniciará mañana una visita de Estado de dos días a Chile, donde se reunirá con su colega trasandino, Sebastián Piñera, para profundizar los lazos bilaterales, y en cuyo marco firmará acuerdos comerciales, científicos y culturales, informaron a Télam fuentes oficiales.

De esa forma, el viaje del presidente Fernández -pese a los impedimentos por la pandemia por coronavirus- será el tercero que realiza a un país vecino, luego de las visitas en noviembre a Uruguay y a Bolivia.

El viaje a Chile incluirá una reunión entre Fernández y Piñera, y una visita a los poderes legislativo y judicial.

Fernández, acompañado por la primera dama, Fabiola Yañez, llevará a Chile una comitiva de alto nivel encabezada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el canciller Felipe Solá, y con la presencia de los ministros de Salud, Ginés González García, y de Defensa, Agustín Rossi; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; la asesora presidencial Cecilia Nicolini y el embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa.

También participarán los gobernadores Sergio Uñac, de San Juan; Gustavo Sáenz; de Salta; Ricardo Quintela, de La Rioja; y Raúl Jalill, de Catamarca.

El jefe de Estado tiene previsto arribar este martes al mediodía a Santiago de Chile, y desde el aeropuerto se trasladará a la sede de la Cancillería chilena para rendir un homenaje a los libertadores de ambas naciones, depositando sendas ofrendas florales ante los monumentos de Bernardo O'Higgins y del General José de San Martín.

De ahí se trasladará al Palacio La Moneda, sede del gobierno trasandino, donde habrá una ceremonia de bienvenida ofrecida por Piñera y la primera dama, Cecilia Morel, en el pórtico del Palacio de La Moneda.

Allí tendrán una reunión bilateral y firmarán acuerdos comerciales y de otros rubros, y luego emitirán una declaración conjunta y ofrecerán una conferencia de prensa.

La actividad continuará con un almuerzo de trabajo en honor a la delegación argentina y luego Fernández visitará el despacho del ex presidente Salvador Allende, acompañado por la senadora María Isabel Allende Bussi (hija) y por Marcia Tambutti Allende (nieta), donde colocará un ramo de flores y dejará una placa recordatoria.

Más tarde el Presidente visitará el Congreso, donde mantendrá audiencias protocolares con la presidenta del Senado, Adriana Muñoz; con su par de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen, y con el titular de la Corte Suprema de Justicia, Guillermo Silva, en el Palacio de los Tribunales.

Alrededor de las 18, Fernández se dirigirá a la residencia del embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa, donde mantendrá un encuentro con intelectuales de ese país.

Al día siguiente, aproximadamente a las 9, el jefe de Estado se reunirá con el expresidente Ricardo Lagos, titular de la Fundación Democracia y Desarrollo.

Tras ese encuentro Fernández se dirigirá a la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), donde se reunirá con la titular, la mexicana Alicia Bárcena y, participará de una conferencia virtual organizada por esa comisión regional de las Naciones Unidas.

Alrededor de las 13 el Presidente encabezará, en la residencia del embajador de Argentina, una mesa de trabajo acompañado por la subsecretaria del Mercosur y Negociaciones Económicas Internacionales, Rossana Surballe, con importantes empresarios e inversores chilenos.

En la última actividad prevista de la visita de Estado, el mandatario argentino participará de un encuentro por videoconferencia, a las 14.30, con empresarios e inversionistas convocados por el Comité Empresarial Binacional.

Fernández y Piñera mantuvieron diálogos telefónicos y compartieron en forma virtual la reciente cumbre del Mercosur -en la que el jefe de Estado argentino asumió la presidencia pro témpore-, pero será la primera oportunidad en la que tendrán un encuentro personal.

Durante este año Fernández mantuvo una videollamada con Piñera para lanzar formalmente la nueva etapa de comunicación sin cobro de roaming entre ambos países, una medida que implica que toda persona que viva en un país y utilice el teléfono móvil en el otro, pagará el costo de su tarifa local.

En esa ocasión, el 30 de agosto, Piñera ponderó el acuerdo y dijo: "En el fondo vamos a estar separados por la Cordillera (de Los Andes) pero unidos por la tecnología".

Si bien el motivo de la comunicación fue dar el puntapié inicial a la eliminación del roaming, durante la charla los jefes de Estado analizaron la situación frente a la pandemia de coronavirus y Fernández se comprometió a "estar siempre al lado de los chilenos, ayudándolos" para enfrentar el problema.

Durante la pandemia, el Presidente argentino suspendió sus viajes al exterior, pero en noviembre se trasladó a Uruguay, donde compartió un almuerzo con el jefe de Estado del vecino país, Luis Lacalle Pou, como parte de una visita relámpago.

También acompañó ese mismo mes al exmandatario boliviano Evo Morales en su regreso al país vecino a través del Paso Internacional La Quiaca, en la provincia de Jujuy, y asistió a la asunción del nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce.

Antes de iniciado el aislamiento obligatorio en Argentina por la pandemia, en marzo pasado, el mandatario realizó un viaje a Israel, el primero de su gestión, y concretó una gira europea que lo llevó al Vaticano, Italia, Alemania, España y Francia, donde se reunió con los líderes de cada uno de esos Estados.

El Presidente tenía planeado viajar a Chile el 18 de enero pero Piñera tuvo que ser aislado preventivamente por un contacto estrecho con un caso de Covid-19.

 

Alberto Fernández homenajeará a Allende, el presidente que prefirió matarse antes que rendirse

 

El presidente Alberto Fernández realizará mañana en Santiago de Chile un homenaje al exjefe de Estado de ese país, Salvador Allende, en el salón del Palacio de la Moneda donde el exmandatario socialista se suicidó para no ser capturado por los militares golpistas encabezados por Augusto Pinochet, en 1973.

Fernández visitará el despacho acompañado por la senadora María Isabel Allende Bussi (hija del expresidente) y por Marcia Tambutti Allende (nieta), donde colocará un ramo de flores y dejará una placa recordatoria, informó hoy la Casa Rosada, al anunciar la actividad del mandatario argentino en su viaje oficial a Chile.

En septiembre de 2008 la entonces presidenta chilena, Michelle Bachelet, inauguró en el segundo piso de La Moneda de Santiago el salón restaurado, donde el 11 de septiembre de 1973 Allende se quitó la vida para no rendirse a los golpistas de Pinochet.

Un grupo de 25 personas, dirigido por la teóloga y política trasandina Fernanda Villegas, trabajó tres meses para restaurar el lugar y acondicionarlo de la manera más aproximada a como era en los 70.

En el lugar, llamado Salón Blanco Presidente Allende, hay un retrato de cuerpo entero del expresidente de más de dos metros de altura que fue donado por el pintor chileno Aldo Bahamonde. El cuadro está detrás de uno de los escritorios que usó Allende y una de sus sillas favoritas.

También se colocó en el lugar un busto que mantiene restos de metralla del día del golpe de Estado.

Además se recrearon de manera fiel una alfombra y un sillón de felpa roja similar a aquel en el que pereció Allende. Al ser restaurado, se hallaron en ese mueble restos de sangre, supuestamente producto del balazo que se descerrajó Allende en la cabeza.

La tarea fue tan compleja como intensa, porque Pinochet demolió y cambió el aspecto de ese sector de La Moneda, con el fin de "borrar todo vestigio de Allende y la épica resistencia, literalmente, a cal y canto", dijo entonces Bachelet.

Los trabajos fueron posibles además por testimonios de personas que estaban en la sede presidencial el día del golpe, fotografías y planos originales.

También se registró otra particularidad: el espacio del Salón Blanco quedó con menos superficie, porque hubo muros estructurales de más de un metro de ancho hechos por la dictadura pinochetista que impidieron el retorno a su medida original.

Salvador Guillermo Allende Gossens, nacido en Santiago el 26 de junio de 1908, era médico cirujano y fue presidente de Chile desde el 3 de noviembre de 1970, después de una extensa carrera política militando en el socialismo. Fue diputado, senador y ministro ante de llegar a la primera magistratura. Se lo considera el primer dirigente con formación marxista que llegó a la Presidencia a través de elecciones generales libres.

El mismo día del golpe de Estado, Allende emitió un mensaje por radio en el que anticipó su intención de no rendirse ni entregarse a las fuerzas militares: "Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad al pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente", sostuvo.

"Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria", añadió.

Y aseveró: "El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse".

Tras exclamar "¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!", Allende sentenció: "Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición".

Y cuando los militares estaban entrando a La Moneda, Allende tomó un rifle AK-47 ruso plegable y literalmente se voló la cabeza con un balazo.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!