Sábado 27 de Febrero de 2021

POLITICA

4 de febrero de 2021

Diputados se apresta a tratar una viejo reclamo del colectivo travesti trans: la ley de cupo laboral

Se establece un cupo laboral para las personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad.

 

 

El proyecto de ley de cupo laboral para travestis, transexuales y transgénero en organismos del Estado, que contempla además inventivos para el sector privado, está incluido en el temario de sesiones extraordinarias y podría tratarse en el próximo plenario de la Cámara de Diputados, a 5 años del fallecimiento de la activista Lohana Berkins.

"Yo soy travesti, aunque mi DNI diga 'mujer'. Yo soy Lohana Berkins: travesti. Sino seguimos aceptando que los genitales nos dan la identidad. El travestismo rompe con eso. Nos construimos", así se presentaba la activista, impulsora de la ley de identidad de género y primera travesti con un trabajo en el Estado, fallecida en 2016.

Si bien el decreto 720/2020 que el presidente Alberto Fernández firmó en septiembre pasado contempla el cupo para las travestis, transexuales y transgénero en los organismos del Estado, la Cámara de Diputados busca aprobar un proyecto que incluye varias iniciativas presentadas por diputados de diferentes espacios para darle el marco legal necesario a ese derecho.

La iniciativa, que logró amplio consenso, cuenta con dictamen de las comisiones de Mujeres y Diversidad, Legislación del Trabajo y de Presupuesto y Hacienda de la cámara baja, y reúne una decena de proyectos presentados en ese sentido por diputados del oficialismo y de la oposición.

La sanción de la ley, que se denominará con el nombre de Lohana y también de Diana Sacayán, otra activista por el reconocimiento y la inclusión social del colectivo trans en Argentina y en la región, es reclamada por unas 150 organizaciones travestis trans, las cuales vienen impulsando desde 2016 una ley contemple la inclusión laboral de ese colectivo.

"La ley de Cupo Laboral Travesti Trans viene a reconocer un derecho al trabajo digno y formal históricamente negado a una población debido a la exclusión y la discriminación social que han sufrido", sostuvo en declaraciones a Télam la diputada del Frente de Todos Mónica Macha, presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad de la cámara baja.

Macha destacó que el decreto firmado por el Presidente en setiembre pasado "redujo la urgencia" de ese colectivo y se mostró "optimista" respecto a su tratamiento en la próxima sesión extraordinaria del cuerpo, al afirmar: "Es cuestión de tiempo, se trata de un proyecto militado por las organizaciones y es impostergable su aprobación".

El proyecto establece en su artículo 2 "la inclusión laboral en el Estado nacional, los Ministerios Públicos, los organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales, las empresas y sociedades del Estado, debe ocupar en una proporción no inferior al 1 por ciento de la totalidad de su personal con personas travestis, transexuales y transgénero".

De acuerdo al texto, además, las empresas que cumplan con el cupo tendrán prioridad en las contrataciones del Estado y habrá incentivos tales como que "las contribuciones patronales que se generan por la contratación de las personas beneficiarias de la ley, podrán tomarse como pago a cuenta de impuestos nacionales".

"Celebramos que esta iniciativa para establecer el cupo laboral trans venga a saldar parte de esta deuda histórica y contribuya a la construcción de las bases de una sociedad más igualitaria", aseguró la diputada nacional del radicalismo Brenda Austin.

Para la diputada de la UCR, "la democracia argentina tiene una deuda enorme con el colectivo travesti trans". Y señaló que "se trata de una población que ha sido históricamente vulnerada, a la que no se le han garantizado derechos básicos, derechos humanos que están contenidos en nuestra Constitución Nacional".

En esa misma línea, la diputada del Frente de Todos por Córdoba Gabriela Estévez, autora de una de las iniciativas que se tomó como base para el dictamen, aseguró que "la ley viene a profundizar las políticas públicas que venimos desarrollando para la inclusión laboral del colectivo travesti trans no binario, como el cupo en la administración pública nacional y en el Senado de la Nación".

"El objetivo es ampliar el cupo a todos los ámbitos del sector público, así como promover la inclusión laboral en el sector privado a través de incentivos y el apoyo al emprendedurismo", aseveró Estévez, quien destacó además que la iniciativa fue trabajada en conjunto con las organizaciones de todo el país y "el apoyo transversal de distintos bloques".

También desde el Frente de Izquierda, el diputado Nicolás Del Caño, autor de otra de las iniciativas de cupo trans, afirmó que "la conquista del cupo laboral trans tiene que ver con los años de lucha en el movimiento de mujeres y LGTBI de manera independiente de los Gobiernos y contra los prejuicios de las iglesias".

"Por eso -enfatizó a Télam- nos parece urgente que se trate porque las consecuencias de la crisis económica que estamos atravesando son graves para la mayoría de la población y en ese contexto las personas trans están sobrerrepresentadas entre los sectores vulnerables debido a la discriminación. Es necesaria la aplicación efectiva del cupo laboral como medida elemental para un sector que sufre estructuralmente la falta de acceso al trabajo, la educación, la salud y la vivienda".

En el país existen distintas normativas, tales como el Cupo Laboral Trans "Diana Sacayán", aprobado en 2015 en la provincia de Buenos Aires, y sobre el que también se basó el dictamen, pero reglamentado cuatro años después, en 2019, así como otras leyes similares aprobadas en Santa Fe, Río Negro, Chaco y Chubut.

Sin embargo, no existe hasta ahora una ley nacional que exija y reglamente la inclusión laboral formal de la población trans y travesti.

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!