Hoy es lunes 24 de junio de 2019 y son las 19:07 hs. ULTIMOS TITULOS: "Nuestro objetivo es pagar la deuda, pero no con recesión" / Fallo contra Argentina por la expropiación de YPF / Cómo frenar la fuga de capitales / Las pymes industriales continúan a la deriva / Preocupación de los viñateros / Detenido por femicidio en Comodoro Rivadavia / Preocupación en el ENRE / Deuda para todos / Caída de la producción de calzados / Macri hace lo mismo en años de elecciones / De saco y corbata / Sin espacio para financiarse / El dólar cerró la semana planchado / Letes y Lecaps / Reacción para retener el capital especulativo /

3 de marzo de 2019
Intensa puja
El resultado del próximo domingo es de pronóstico reservado, porque aunque existiera una ventaja como la que se adjudica el MPN, estaría apenas por encima del margen de error estadístico

Fuente: http://vaconfirma.com.ar/

 

A una semana de las elecciones, el panorama está dominado por una intensa puja entre el MPN y Unidad Ciudadana – Frente Neuquino, según la mayoría de los pronósticos -algunos a favor del primero, otros del segundo- a escasos puntos de ventaja entre sí. Tercero, y una distancia que ya no podría descontar, se ubica Cambiemos.

Desde el MPN aseguran que, luego de una marcada paridad, en las últimas dos semanas han logrado ubicarse cuatro puntos arriba, y que esa diferencia se terminará de consolidar en el tiempo que resta hasta el próximo domingo y aún durante los comicios, gracias el peso abrumador de su aparato.

Cuando se habla del aparato se alude a una maquinaria enorme, desplegada a lo largo de todo el territorio provincial, que incluye ingentes recursos económicos y organizativos, y también el peso de la estructura del Estado, cuyos mecanismos de ayuda social se han multiplicado en los últimos meses.

Si se tiene en cuenta que para las internas una sola de las listas habría gastado decenas de millones de pesos, y que el día de la elección habría movilizado más de 1.500 autos para transportar a ‘sus’ votantes, es fácil imaginarse que para la instancia crucial que se avecina y en una situación tan reñida como la actual, el oficialismo echará mano de todos sus recursos.

“La billetera es interminable. No tiene fin”, así describió la situación un alto funcionario de la provincia que sabe de qué se trata.

Está claro, el MPN se juega el todo por el todo y tal vez nunca se haya visto tan apretado como en la situación actual. En 1999, Oscar Massei perdió frente a Jorge Sobisch por escasos siete puntos. Desde entonces el MPN como partido cosecha cada vez menos votos, y si no hubiera sido por el sagaz recurso de las colectoras introducido por Jorge Sapag, ya se habría despedido del poder hace años.

El ex gobernador sigue siendo el arquitecto de la estrategia electoral de su partido. Es el principal sponsor, quien distribuye las fuerzas en el territorio y quien dice qué es lo más conveniente para dar batalla en cada rincón de la provincia.

Si por su consejo no se hubieran reflotado a último momento las colectoras, cuestionadas por el propio gobierno cuando lanzó su mentada “reforma política”, tal vez hoy se estaría hablando de una derrota inevitable.

Aún con este recurso, el MPN carga con serios problemas internos. La puja sangrienta de Figueroa con Gutiérrez, dejó expuesta una cuota importante de descontento en el seno del partido.

Las razones pueden haber sido varias, una de ellas el criticado ‘cajoneo’ de las estructuras partidarias, pero también el pecado de haberse pegado demasiado a un gobierno nacional que representa la antítesis de una fuerza que se precia de popular, y que de un tiempo a esta parte experimenta un enorme desgaste.

No por nada, los esfuerzos para enderezar la nave desplegados en el último tiempo por Gutiérrez, estuvieron dirigidos a despegarse lo más posible de Macri. En qué medida lo ha logrado es todavía una incógnita.

El otro problema interno se llama Jorge Sobisch, quien al parecer ha decidido cobrarse todas las deudas que, considera, tienen con él. Según algunos, porque está convencido de que su peso interno nunca fue recompensado en la repartija del poder.

Como ya no es probable que delire con la quimera volver al despacho de la calle Rioja, debe deducirse que además de vengarse quiere vindicarse por la pesada carga que lleva desde la muerte de Fuentealba. De ahí sus invectivas contra los gremios, en particular el docente.

Cualquier encuesta le da a Sobisch entre 7 y 10 puntos, y eso es un problema para el gobierno pero también para Quiroga, porque en cierta medida el ex gobernador se nutre del mismo espacio que Cambiemos y la derecha del MPN.

La otra dificultad que se le presenta al MPN para llegar con aire al próximo domingo también tiene nombre, o nombres, ¡bah!: Ramón Rioseco y Darío Martínez.

La fórmula armada por Cristina Kirchner es muy competitiva porque sus protagonistas son complementarios, uno llega mejor a los sectores populares del interior y el otro a las capas medias de la capital.

Por donde se mire, este es el mayor dolor de cabeza del oficialismo neuquino. Y también del macrismo, que se asoma a la peligrosa alternativa de perder en la primera elección del año y en la capital de Vaca Muerta.

En Neuquén Macri está limado y Cristina está cada vez más fuerte. Como dijo astutamente Rioseco, “el pecado capital del MPN es ser amigo de Macri”. Mal que le pese al partido provincial, la elección se ‘nacionalizó’.

La otra incógnita de estas elecciones es la mentada boleta electrónica, un sistema de votación que ha sido descartado en todo el mundo por ser escasamente confiable y potencialmente manipulable, y que en la provincia, curiosamente, fue introducido por el propio MPN, acaso en el intento de aparecer disciplinado ante ‘Mauricio’.

Pero, ya se sabe, esa jugada al gobierno nacional le fracasó y ahora hay que lidiar con el problema en la provincia. La boleta electrónica es fuente de preocupación para todos, para la oposición y también para el MPN, porque dejando de lado cualquier suspicacia sobre fraude, es un sistema con el que la gente no está familiarizada y puede inducir a errores.

Así las cosas, el próximo domingo es de pronóstico reservado, porque aunque existiera una ventaja como la que se adjudica el MPN, una diferencia de cuatro puntos es escasa y está apenas por encima del margen de error de las estadísticas, de manera que no se puede descartar una sorpresa.

Después de medio siglo de hegemonía y en las actuales circunstancias, el eslogan “Sigamos juntos”, emblema de esta campaña del MPN, puede ser tomado como una amable invitación, un ruego o una imposición.

Tal vez tenga algo de las tres cosas. En apenas siete días se sabrá cómo lo tomó la gente.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Una que sepamos todos

de 18.00 a 20.00

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
41.45
43.65

 

LA RADIO EN TU MOVIL

 

 

LO MAS LEIDO DEL AÑO

 
Caso #RodríguezLastra: “le produjo un daño mayor al que ya había”
Alessandra Miniceli: “Hay 18 jueces que deberían dar un paso al costado”
Juan Valerdi en Viento Sur Radio
Estela de Carlotto llegó a Neuquén para grabar un documental
La venganza será terrible 02-02-2019
 





RadiosNet