Domingo 28 de Noviembre de 2021

SALUD

10 de abril de 2021

Ya se realiza en el país la transposición uterina que preserva la fertilidad en personas con cáncer

La transposición uterina consiste en el traslado del útero y los ovarios desde la zona de la pelvis hacia la pared del abdomen superior, donde permanecen mientras dura el tratamiento oncológico con radioterapia, aproximadamente unos 40 días.

 

 

}La técnica de transposición uterina, que preserva el útero en personas con cáncer mientras dura el tratamiento oncológico con radioterapia pelviana, ya se aplica en el país, lo que constituye "un gran avance y ayudará en el futuro a muchas mujeres", dijo José Martín Saadi, jefe de cirugía endoscópica del Hospital Italiano y uno de los dos cirujanos que lideró la primera que se realizó en la Argentina.

La transposición uterina consiste en el traslado del útero y los ovarios desde la zona de la pelvis hacia la pared del abdomen superior, donde permanecen mientras dura el tratamiento oncológico con radioterapia, aproximadamente unos 40 días.

Los cirujanos mantienen conectadas e indemnes las arterias ováricas para asegurar la irrigación sanguínea del útero y los ovarios para que permanezcan vitales, y durante esta etapa se inhibe la función menstrual con medicación.

Sin esta técnica el útero perdería definitivamente la capacidad de concebir debido al daño ocasionado por la radioterapia.

Este procedimiento se lleva a la práctica a través de dos cirugías laparoscópicas: una para trasladar el útero hacia la pared del abdomen superior, antes de iniciar el tratamiento radiante, y otra para volver a colocarlo en la pelvis, una vez finalizada la radioterapia.

Si es necesario realizar una cirugía oncológica, cualquiera de estos dos pasos pueden desarrollarse durante ese mismo procedimiento, según explicaron desde el Hospital Italiano, el centro de salud donde se utilizó por primera vez la técnica de transposición uterina.

"Atrás del caso estuvo nuestro equipo multidisciplinario conformado por especialistas en fertilidad, radioterapia, oncólogas clínicas, quienes trabajaron de forma integrada para llevarlo adelante con los resultados esperados", aseguró a Télam Saadi, quien junto a Diego Odetto, ambos cirujanos y oncólogos ginecológicos, realizaron ese primer tratamiento, que fue además el número 25 a nivel mundial.

"Los dos nos subespecializamos en cirugía oncológica y desde hace muchos años que venimos trabajando no sólo en cirugías para curar el cáncer, sino también para preservar la fertilidad, un punto que consideramos crucial para las mujeres, y que no siempre se tenía en cuenta", describió Saadi.

Por eso, el cirujano consideró que este procedimiento "suma y aporta muchos beneficios a las pacientes", especialmente en esta época en la que "por distintos motivos, muchas mujeres postergan la maternidad".

En el caso de la primera transposición uterina realizada en la Argentina, detalló que se trató "de una paciente de 27 años con cáncer de cuello uterino que por su patología debía recibir radioterapia como tratamiento adyuvante y que tenía un fuerte deseo de preservar la fertilidad".

La cirugía, que tuvo lugar en diciembre del año pasado, se realizó por abordaje laparoscópico, que tiene la ventaja de ser de mínima invasión.

"Hay una corta hospitalización, buen manejo del dolor, incisiones pequeñas y reinserción laboral y de las actividades diarias en forma precoz. De hecho, la paciente que optó por este procedimiento ya terminó su tratamiento contra el cáncer y recuperó su función menstrual", precisó el ginecólogo oncológico.

Saadi explicó que "no es un tratamiento costoso, teniendo en cuenta los beneficios que aporta", precisó que "los costos son los que corresponden a una cirugía laparoscópica de alta complejidad" y asumió que "probablemente otros centros empiecen a realizarlo".

La técnica fue presentada por primera vez a la comunidad científica en marzo de 2017 por su creador Reitan Riveiro, del Hospital Erasto Gaertner, de la ciudad brasileña de Curitiba, en el Congreso Anual de la American Society of Gynecological Oncology, que tuvo lugar en National Harbor, en Maryland, EEUU.

Por su parte, Saadi y Odetto la divulgaron en el VIII Congreso Internacional de Oncología de Interior, organizado por la Organización de Oncólogos clínicos de Córdoba, que se realizó de manera virtual entre el 10 y el 12 de marzo pasado.

Saadi precisó que hasta ahora se se realizó en 16 ocasiones en Brasil, una en Perú, dos en Colombia y Alemania, y una única vez en EEUU, Arabia Saudita e Irlanda.

"La transposición uterina realizada en la Argentina es el caso 25 registrado en el mundo", subrayó el cirujano.

Por otra parte, el médico René Pareja fue el primero en aplicar el tratamiento a una niña de 7 años en Colombia, que tenía un tumor específico en el sacro; "un caso muy raro y que sin esta técnica hubiera perdido el útero", describió el profesional del Hospital Italiano.

Sobre los casos pediátricos, previamente se creía que no tenían opción de mantener el útero. "No pasaban por un ginecólogo ni por especialistas en fertilidad. De ahí lo innovador y novedoso de este tratamiento", insistió Saadi, quien contó que todos los profesionales que realizan la técnica se conocen y comparten información

El médico espera que a partir de la "importancia que tomó la ginecología oncológica", esta técnica pueda ser replicada en otros centros y sean los oncólogos, especialistas en fertilidad y radiólogos los que "deriven para este tipo de intervención".

Sobre este punto comentó que varios médicos ya se pusieron en contacto con ellos y se mostraron interesados en los detalles del procedimiento.

"La función reproductiva es muy importante para las mujeres que sufren una enfermedad oncológica. Por lo tanto el lograr preservar la fertilidad es un gran logro y aporta un enorme beneficio a la calidad de vida de los pacientes. Creemos que es un gran avance y que ayudará a muchas mujeres en el futuro", finalizó.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!