Viernes 20 de Mayo de 2022

POLITICA

26 de enero de 2022

Gobierno y FMI acordaron 2022 y 2023 sin ajuste y déficit cero en 2025: siguen negociando

El Gobierno despejó de ajustes los próximos dos años para poder seguir creciendo e intenta zafar del chantaje de los desembolsos iguales a los vencimientos. La negociación técnica se acerca al final. Se viene una decisión política.

 

Fuente El Destape

 

Un sendero sin ajuste para lo que resta de este mandato y meta de déficit cero en el año 2025: esas son las características más sobresalientes del programa económico que presentó el equipo de negociadores argentinos y aceptó el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI), destrabando uno de los aspectos más complejos de la negociación. Falta despejar el factor político de la ecuación, estableciendo un mecanismo de refinanciamiento que no deje al país en riesgo de default permanente ante cada revisión del organismo.

“Ya conseguimos postergar el ajuste por un tiempo: al menos por 2022 y 2023. A partir de ahora hay que trabajar para que no haya ajuste nunca”, le confiaron a El Destape fuentes oficiales al tanto de cada avance y retroceso en las negociaciones. Aunque el plan original que había presentado el equipo que encabeza Martín Guzmán planteaba un sendero de convergencia fiscal para 2027, dos años después de lo que finalmente se está acordando, en el gobierno confían en que si no se ahoga el crecimiento que registra el país, las metas fiscales pueden alcanzarse a partir del aumento de la recaudación.

Las charlas continúan minuto a minuto: lo que ahora falta es encontrar un mecanismo que permita eludir la precariedad de un esquema de vencimientos mensuales con revisiones constantes que dejaban a la Argentina bajo una espada de Damocles de manera, con riesgo de default constante. “El Gobierno no acepta que los desembolsos sean calzados”, es decir, que el FMI sólo vaya liberando los fondos estrictamente necesarios para saldar cada cuota. La propuesta que el equipo económico puso sobre la mesa es que cada desembolso sea mayor a los vencimientospara que el proceso, también, ayude a fortalecer las reservas.

Si finalmente las negociaciones llegan a buen puerto, significará una renegociación exitosa del mayor crédito de la historia del FMI, tomado en 2018 por Mauricio Macri en condiciones impagables, que abre la puerta a un estrecho camino para salir de la crisis. No solo eso: el acuerdo se habrá alcanzado sin tener que aceptar las condiciones que el organismo suele imponer en estas circunstancias, como reformas previsionales, laborales y fiscales regresivas. Una salida impensable para quienes pretendían cerrar con el Fondo “en cinco minutos”.

Como vienen advirtiendo, en cada aparición pública, tanto el presidente Alberto Fernández como el ministro Guzmán, el acuerdo que se alcance estará lejos de ser óptimo, pero, aseguran en el gobierno, será un esquema que permita consolidar el crecimiento registrado este año y dejar atrás un lustro de recesión. Su aprobación no estará exenta de debates, incluso al interior de las filas del oficialismo. Desde el equipo negociador entienden las dificultades pero advierten que en el fondo deberá tomarse una decisión política. “Hay un punto en el que hay que decidir si queremos entrar o no”, dicen. 

Esta mañana El Destape anticipó que el presidente Alberto Fernández espera que el Fondo Monetario Internacional informe en las próximas horas que acepta el programa económico propuesto por la Argentina. En la Casa Rosada aseguran que las gestiones políticas ante el gobierno de los Estados Unidos y un mayor entendimiento entre el equipo que encabeza Martín Guzmán y los técnicos del organismo en la letra chica destrabaron anoche el nudo que mantenía en suspenso las tratativas y en el gobierno esperan poder anunciar un acuerdo antes del viernes.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!