La solidaridad suma kilómetros en Neuquén y Río Negro
Jorge Capitanich pidió un "protocolo unificado" para las domiciliarias

Hoy es sabado 11 de julio de 2020 y son las 19:51 hs. ULTIMOS TITULOS: El esfuerzo fiscal para atender la emergencia / Las fake news sobre la propiedad privada / El cuidado de los silobolsas / El IFE llegó a los sectores más sumergidos e invisibilizados / "El gobierno tiene al ferrocarril como política de Estado" / Los préstamos en la cuarentena / Sin salvataje, agonizan los comercios porteños / Una moratoria para todos, "no a la medida de nadie" / Piden que Flybondi ponga la plata / Cinco ejes para la pospandemia / Plan para auxiliar al turismo en la pandemia / BlackRock rechaza, pero quiere negociar / Pospandemia: más gasto público e impuestos progresivos  / Buscan financiar obras  / Acciones argentinas en baja /


  DESARROLLO SOCIAL  5 de mayo de 2020
El imprescindible rol del Estado
María de los Angeles Taboada, afirma que ante los efectos sociales graves que se avecinan será necesaria la solidaridad, porque no nos podemos permitir una sociedad de excluidos.

 

 

El objetivo del Estado es lograr el máximo bienestar de la sociedad. La seguridad social es una herramienta para conseguirlo. Simplemente podemos decir que la seguridad social es la sociedad cuidándose a sí misma mediante la articulación del Estado. Figurativamente la describimos como una gran malla de contención que se propone impedir que los miembros de la comunidad sufran privaciones económicas y sociales ante el acaecimiento de determinadas situaciones como la vejez, la enfermedad, la maternidad, entre otras. 

La seguridad social en nuestro país cubre todas las contingencias que se entiende deben ser cubiertas (según la OIT, enfermedad, maternidad, accidentes de trabajo, desempleo, vejez, invalidez, vejez y muerte). Alguna de las prestaciones alcanza cobertura casi total, como la cobertura a la vejez, aproximándose a un porcentaje cercano al 100 % de los adultos mayores de 65 años. Así también la cobertura de salud, con la atención por parte de obras sociales, sistema privado y atención pública. La ampliación de la cobertura de las asignaciones familiares al sector no registrado y desempleado amplió notablemente la protección de la familia -cargas de familia-.

En virtud de un sistema que contaba con herramientas adecuadas fue posible alcanzar en esta situación crítica rápidamente a los sectores vulnerables de nuestra sociedad. Y a aquellos amplios nuevos sectores vulnerables nacidos de la pandemia. Los que no fueron sumidos en la pobreza o indigencia en años anteriores lo harán consecuencia de esta crisis sin precedentes. 

La atención de la pandemia deja también en evidencia la necesidad de avanzar y perfeccionar aquellos instrumentos destinados a garantizar los derechos de los sectores de población a los que aún no se ha llegado. Los efectos sociales de la misma serán graves. El gobierno reconoció que podría aumentar en 10 puntos la pobreza. Los índices de desempleo también se incrementarán. El gobierno está actuando en diferentes frentes para paliar ese futuro oscuro que se vislumbra (12% de aumento del desempleo en Brasil, 20% estimado en EEUU para el primer trimestre del año, caída del 5,2% PBI en España en igual periodo) garantizando ingresos mínimos, pagando salarios complementarios, asegurando programas alimentarios, prorrogando y reduciendo el pago de impuestos, estableciendo planes de regularización de deudas, otorgando créditos a tasa 0.

Nuestro sistema de seguridad social se financia en parte con recursos “genuinos” del sistema (aportes y contribuciones que realizan trabajadores y empleadores en las relaciones laborales registradas) y con recursos tributarios (IVA, Ganancias, combustibles, débitos y créditos bancarios, cigarrillos, etcétera). Hay también programas específicos que se financian con rentas generales.

Ambas fuentes de financiamiento se ven absolutamente resentidas en la situación actual. Al disminuir el empleo registrado disminuyen los ingresos por ese concepto al régimen; las medidas de apoyo al trabajo y la producción (prórroga, condonación, moratorias de las cargas sociales) con el objetivo loable que persiguen, tienen su consecuencia negativa para el financiamiento del sistema, y al disminuir la actividad económica disminuyen correlativamente los ingresos tributarios. 

Entonces, por un lado, en este momento la red de contención se amplia y se compacta -ampliando el número de la población destinataria, los beneficios y su quantum-, y por otro lado disminuyen de manera sustancial los recursos para sostenerla. 

Somos un país fuertemente endeudado, inmerso en una difícil negociación con acreedores privados externos y el FMI, arrastrando índices inflacionarios altísimos, una muy frágil situación económica previa a la crisis sanitaria. La pandemia se instaló en nuestro país con un 35,5 de pobreza, 8 de indigencia, 9% de desocupación. 

La seguridad social tiene como principio rector la solidaridad. Nos encontramos ante un dilema que no admite muchas vías de escape. Solo una, la solidaridad. Cómo se materialice o concrete ante esta adversidad, puede ser la gran oportunidad de nuestra sociedad para cambiar un poco las relaciones de poder en procura de una mayor equidad, redistribución, igualdad y cohesión. No nos podemos permitir una sociedad de excluidos. 

No se comparte, pero puede entenderse que determinados sectores de la sociedad solo piensen en conservar el statu quo, mantener su situación de privilegio (a la que toda la sociedad contribuye, pero es otra discusión), encerrarse en la defensa de sus propios intereses, pero lo que no se comprende es que sectores de nuestra sociedad con diferentes niveles y grados de responsabilidad política y social los defiendan. Que se abroquelen alrededor de la intangibilidad de intereses que no le son propios en desmedro de los intereses de nuestro país, que son los intereses de todos. 

 

 

(*) Abogada. Ex subsecretaria de Seguridad de la Nación.

 

 

Nota Publicada en www.vaconfirma.com.ar

 

 

 



COMPARTIR:
Relacionadas: DESARROLLO SOCIAL
Comentarios:
Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LA RADIO EN VIVO

 

Estamos escuchando

Fin de Semana Dirty

de 12.00 a 24.00

 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
69.71
74.71

 
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
 


vientosurradio.com.ar - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • Clix.studio

RadiosNet